CONFESIÓN DE FE

CONFESIÓN DE FE

El SETECEB adopta la misma Confesión de Fe de la Iglesia Cristiana Evangélica de Brasil, conforme a los artículos que siguen:

 Art. 1º - Creemos que hay un solo Dios en su esencia, pero que subsiste en tres personas distintas, co-iguales en poder y en gloria y co-eternas - Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, teniendo los mismos atributos y perfecciones. Mt 3: 16,17; 28: 18-19; Jn 14: 16,17, 16: 12-15; 2 Co 13:13; Gl 4: 6,7; Hb 9:14; 1 Jn 2: 22,23; 5: 6-12.

 

Art. 2 - Creemos en Dios Padre, personal, espíritu, eterno, infinito, inmutable e insondable en su Ser, creador, preservador y consumador de todas las cosas; el cual se reveló al mundo por el Hijo y por sus obras, dándonos a conocer a Sí mismo y todo lo que requiere para nuestra conducta y procedimiento aquí en el mundo. Dt 33:24; Salmos 9: 2; 139: 7-12; Is 40:28; Jr 10:10; 23:24; Mt 5: 45-48; Mc 12: 19-30; Lc 12:32; doce y treinta y nueve; Juan 1:18; 4:24; 5: 37-39; 14:28; Hechos 17: 24-29; Rm 1:20; I Co 8: 4-6; I Tm 1:17; Hb 1: 1-4; 7,3; Tg 1: 1-18.

 Art. 3 - Creemos en Dios Hijo, Jesucristo, el unigénito del Padre, concebido de la Virgen María por Obra y gracia del Espíritu Santo, que vivió sin pecado, murió para expiación de nuestras culpas, resucitó para nuestra justificación, ascendió a la diestra Padre para nuestra mediación, de donde volverá para juzgar a los vivos ya los muertos. Sal. 2: 1-8; Is 7:14; Mt 1: 18-21; Jn 1: 1-3; 8: 56-58; 10:30; Rm 4: 24,25; I Ts 2: 5,6; Hb 4: 14-16; I P: 4.5; I Juan 4: 8,9

Art. 4 - Creemos en Dios Espíritu Santo, de la misma esencia del Padre y del Hijo, regenerador, santificador, consolador de nuestras vidas, el cual habita en el creyente desde el momento de su conversión a Jesucristo. Sal. 4: 6; Jn 14: 16,17; 16: 7-14; 2 Co 3: 16-18; Ef 2: 17,18; 2 Ts. 2:13; Tt 3: 4,5; 1: 3-12.

Creemos en el bautismo con el Espíritu Santo efectuado en el momento de la conversión a Jesucristo por el cual el creyente es introducido en el Cuerpo de Cristo, la Iglesia. Jn 1: 33,34; 14: 16-17; I Co 12: 12,13; Gl. 3:27; Ef. 1:13.

Creemos en los dones espirituales concedidos por Cristo, por intermedio del Espíritu Santo, a todo creyente, para edificación, perfeccionamiento y unidad del Cuerpo de Cristo. Rm 12: 6-8; I Co 12: 4-11; Ef 4: 7-12; I Pe. 4: 10,11.

Art. 5 - Creemos en la plena inspiración divina y en la inerrabilidad de los manuscritos originales de las Sagradas Escrituras - Antiguo y Nuevo Testamentos, formados por sesenta y seis libros que fueron escritos por hombres santos y por parte de Dios. Aceptamos como única regla de fe suficiente e   infalible de la revelación de Dios en su propósito redentor y como norma para nuestra conducta aquí en el mundo. La regla infalible de interpretación de las Escrituras es la propia Escritura. Dt 4: 2; Sal 119: 112; Is 8: 19,20; Dn 9: 2; At 7:38; 2 Tm 3:16; Hb 1: 1; 2 Pd 1: 19-21; Ap. 22: 18,19.

Art. 6 - Creemos que hubo rebelión en el cielo, encabezada por Lucifer y seguida por sus ángeles, cuyo objetivo, desde entonces, es destruir las obras de Dios, convirtiéndose así en el agente de la maldad con huestes demoníacos y el principal responsable por la entrada del pecado en el mundo y la infelicidad humana. Gn 3: 1-7; Is 14: 12-15; Ez 28: 13-17; Mt 4: 8,9; Juan 12:31; Ef 5:12; Juan 5:19.

Reconocemos que Lucifer, también conocido como Satanás o diablo, es una persona, autor del pecado y causante de la caída del hombre. Mt 4: 1-11, 25-41; I Pe 5: 8; Ap. 20:10.

Reconocemos la operación demoníaca de Satanás y sus ángeles (demonios) o espíritus malos, en el sentido de impedir la conversión de los hombres a Jesucristo y oprimir a los creyentes. Job 1: 1-12, Mc 9: 37-43; Ef 6: 11,12; I Pe 5: 8,9.

Art. 7 - Creemos que el hombre fue creado por Dios, exactamente según la descripción de Génesis, libre y responsable, con santidad positiva, en estado ideal de perfección, pero no guardó su estado original, siendo tentado por satanás, no resistió, cayó en pecado y fue expulsado de la presencia de Dios, pasando a vivir en miseria moral y espiritual, comprometiendo todo el género humano. Gn 2: 7-17; 09:24; Sal 51: 5; Rm 3:24; 5: 12-21.

Art. 8 - Creemos en la inmortalidad del alma, en su existencia perpetua y consciente, en estado de salvación y goce en el cielo o en estado de perdición y miseria en el infierno. Gn 2: 7; Ec. 3:11; 12: 7; Dn 12: 2; Mt 25: 31-46; Lc 16: 22-31; 19:21; Ap. 20: 10-14; 21: 7-8.

Art. 9 - Creemos en la existencia del infierno, lugar que Dios preparó para el diablo y sus ángeles (demonios), pero que será también el destino eterno de las almas que rechazan a Jesús como Salvador y Señor. Mt 25: 41-46; Mc 9: 43-48; Lc 16: 22-23; Ap. 20: 10-14; 21: 8.

Art. 10 - Creemos en la salvación eterna sólo por la gracia de Dios mediante la fe en el sacrificio expiatorio de nuestro Señor Jesucristo, consumado en la cruz, operada por la persuasión regeneradora del Espíritu Santo, a través del nuevo nacimiento, sellándonos para el día de la redención. Lc 19:10; Jn 16: 7-11; Hechos 4:12; Rm 4: 24-25; 06:23; II Co 5:17; II Tm 2:19.

Art. 11 - Creemos en la Iglesia como universal asamblea de los santos existiendo en todas partes de la Tierra en congregaciones locales, como unidad del pueblo de Dios, elegida y separada del mundo, instituida por Nuestro Señor Jesucristo, para el perfeccionamiento y servicio de los santos. Mt 16: 16-19; Jn 17: 22-26; II Co 11: 2; Ef 4: 10-16; 5: 22-27; II Tm 3:15; Hb 12: 22-24; I Pe 2: 9-10.

Art. 12 - Creemos en el bautismo en las aguas, después de la profesión de fe, realizado en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, en testimonio público de fe y como símbolo externo de la obra regeneradora operada interiormente por el bautismo del Espíritu Santo, para unión al Cuerpo de Cristo. Mt 28: 18-20; Hechos 10: 44-48; Rm 6: 1-14; 8: 12-17; I Co 12: 12-14.

Art. 13 - Creemos que el Señor Jesucristo instituyó la Santa Cena, con los elementos pan y vino, representantes de Su cuerpo y sangre, para mantener la comunión de los santos y anunciar la muerte, la resurrección y la segunda venida de Cristo. Mt 26: 26-31; Mc 14: 22-26; Jn 6: 42-59; I Co 11: 23-29.

Art. 14 - Creemos en la segunda venida de Cristo, personal, física y visible, para resurrección de los muertos, arrebatamiento de la Iglesia, juicio de las naciones, establecimiento de su Reino y consumación de todas las cosas. Dn 12: 2; Mt 24: 29-31; 25: 31-32; 26: 63-64; Mc 13: 3-37; Lc 21: 25-28; Jn 14: 1-3; Hechos 1: 9-11; I Ts 4: 13-18; II Ts 2: 7-8; Ap. 3:11; 20: 1-13.

Art. 15 - Creemos en el juicio final de Dios, en el establecimiento de un nuevo cielo y una nueva tierra para la vida eterna de los salvos y en la implantación del gobierno universal de Dios. Is. 65: 17-25; I Co 15: 24-28; Ap. 20: 11-15; 21: 1-5.

Iglesia Cristiana Evangélica de Brasil - ICEB